Cortos santurcinos

Hace una semana se volvieron a presentar los cortos producidos para Santurce es Ley 2013. Los trabajos tienen a Santurce como tema.

En notas anteriores reseñamos El letrero de Kacho López y Juan sin seso de Israel Lugo, que fueron los primeros dos trabajos presentados esa noche en Fine Arts de Miramar. Luego de presenciar la comicidad de Israel Lugo y su Juan sin seso, Joel Pérez Irizarry nos dio un recorrido santurcino presentándonos algunas historias de inmigrantes que han hecho del área de Cangrejos su nuevo hogar. Desde cómo viven, que hacen para mantenerse hasta lo que piensan de la sociedad que les ha dado un pedazo de suelo para vivir, Avioncito de Papel es una pieza cinematográfica que te lleva a conocer una parte de Santurce que a veces ignoramos.

El cartel que acompaña el documental estuvo a cargo de Gerardo Cloquell.

Avioncito de papel

El filme de Vivian Bruckman, Desmaquilladas, nos revela un poco de la vida de una transexual de Santurce. Desde por qué se prostituye hasta el rechazo y la aceptación que la han acompañado a lo largo de su juventud hasta  encontrar la felicidad y el amor, son varios  los temas que provocan que uno se conmueva, se identifique y reconozca que al fondo de todo diferencia política, de moral y valores y de religión, al final todos somos humanos y puertorriqueños. El cartel de Desmaquilladas estuvo a cargo del artista Edgardo Monserrat.

Cartel Desmaquilladas

El último filme de la noche fue El Púgil de Ángel Manuel Soto. Este trabajo nos muestra otro de esos rincones de Saturce que pocos conocemos: el gimnasio de boxeo de Barrio Obrero. Con este documental el director y todo su equipo de producción nos relatan como este pequeño gimnasio ha servido de soporte para la comunidad sacando a los jóvenes de “malos pasos”, con el deporte como medio, y convirtiéndolos en futuros campeones del boxeo puertorriqueño.  Es así que seguimos por unos diez minutos la vida de varios de los boxeadores y entrenadores que dejan “el cuero en la brea” para hacer que los chamaquitos que a diario entrenan en el complejo deportivo “echen pa’ lante”.

Esta pieza estuvo acompañada por un cartel de Luis Díaz.

El Púgil