Cuarentena en Casa Jefferson

Cuarentena: 40 piezas por 40 pesos en 40 días es el nuevo trabajo del artista Lio Villahermosa. La exhibición, dibujos a lápiz en pequeño formato, abre al público el 19 de marzo en la Galería Casa Jefferson (106 calle Jefferson) a las 7:00pm.

“Estoy trabajando una pieza por día en estos 40 días”, explica sobre la muestra que describe como una serie de la anatomía del deseo.

El trabajo es lúdico y literal al mismo tiempo. Pájaros con torsos humanos, cuerpos con alas y entrañas que se entrelazan son parte de la obra que estará en exhibición en marzo.

Liopiezas2

 

Casa Jefferson es la galería del artista Abey Charrón y su familia. Allí se presentan con frecuencia proyectos gestados en esta zona.

Lio creció en la calle Calma ahora Ismael Rivera. Estudió en la elemental Pedro Goyco y se graduó de la Central High de Artes Visuales. Tiene un bachillerato en historia del arte y grabado de la Universidad de Puerto Rico.

Lio también baila bomba, a veces con una falda puesta, toca los barriles y escribe. El año pasado publicó su primer libro artesanal: La calma, una serie de microcrónicas sobre sus vivencias en esa calle.

“En mi proceso creativo casi siempre parto de un texto”, dice sobre su acercamiento a la plástica, “por ejemplo, escribí sobre una conversación que tuve con un amigo sentado en un banco, en ese momento me conecté con el deseo de huir. Eso me llevó a pensar en un banco de peces y lo materialicé en una imagen de peces con alas”. Le gustan los juegos de palabras.

liolapiz

“Trabajo mucho el cuerpo y algunos animales”, dice sobre Cuarentena. En general el acercamiento de Lio al arte es revolucionario. Ya sea poniéndose una falda para bailar bomba o presentando el tema homoerótico en la plástica o la perspectiva de un niño de un barrio en el que convivían los narcos con los trabajadores, el mundo de Lio es cautivador.

La muestra, Cuarentena, conversa de cierto modo con su exposición anterior, Santificado sea el deseo, que se presentó en Casa Ruth en el 2013.

liocangrejo

Esta vez juega con el cuerpo humano y de ciertos animales. “Cuando empiezo a trabajar con los animales, me acerco, investigo, trato de buscar la manera en que me hablan a mi”. El cangrejo aparece en su obra como una referencia al lugar de donde viene, el barrio San Mateo de Cangrejos ahora conocido como Santurce.