Domingo de equidad

La equidad va al frente”, dice una voz que parece que baja del cielo sobre la gente aglomerada en la Plaza del Indio y  lista para marchar en la vigésimo tercera Parada de Orgullo Gay. “Las letras de equidad van al frente, detrás de la primera tumbacoco”, repite la voz que trata de poner en orden la parada que, como todos los años, se celebra en Condado. Va pasando lista, en orden, de las organizaciones que desfilarán este año: Coalición Orgullo Arcoiris (COA), Iglesia Cristo Sanador, Fundación de Derechos Humanos, PR Concra… Van poniéndose en fila antes de que caiga el inminente aguacero que amenza con acompañar el evento que este año tiene un tono celebratorio, aunque sea aguado.

Casi listos para salir.

“Estamos celebrando el comienzo de la aprobación de distintos proyectos encaminados a la igualdad”, dice la veterana activista Cecilia La Luz, que se apresta a marchar junto a la tumbacoco del COA, organización que comenzó a celebrar este evento hace más de dos décadas y que todavía lleva la batuta de la parada. “A pesar de que la picotearon la medida más importante era la del discrimen en el trabajo”, concluyó La Luz.

Debajo de un árbol a orillas de la Ashford un grupo de religiosos oraba tomado de la mano. Eran diez. Todos tenían camisetas verdes que decían “Vivo por Jesús”. “Le oramos a ese Cristo que nos ama desde que nos creó como somos. A ese Cristo que hoy camina con nosotros en medio de esta parada”. Cuando terminaron aplaudieron y tomaron su puesto, según indicado por la voz que parecía como venida del cielo, detrás de la guagua del COA.

Pedro Julio Serrano

“Ciertamente este evento tiene un tono celebratorio”, dijo Pedro Julio Serrano, líder del movimiento por los derechos LGBTT. “No solo de nuestra identidad LGBTT sino también de nuestra identidad como puertorriqueños”. El activista enfatizó que en los últimos seis meses no solo se logró la aprobación, aunque enmendada del proyecto 238, que prohíbe el discrimen por orientación sexual en el trabajo y el 488 que incluye en la protección de la Ley 54 a todas las parejas, sino que además tanto la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz como el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla han firmado órdenes ejecutivas que protegen a las parejas del mismo sexo que son empleados municipales en el caso de la capital y de la administración central. “Conseguimos lo primero, ahora falta todo lo demás”, dijo Serrano.

El asambleísta municipal Pedro Peter, primer funcionario abiertamente homosexual en ocupar un escaño en la legislatura capitalina y delegaciones del Partido del Pueblo Trabajador, que incluye en su plataforma plenos derechos para las parejas del mismo sexo, también estaban listos para marchar por el Condado hasta el Parque del Tercer Milenio en el Escambrón. El evento culmina con un acto artístico que incluye la participación de Macha Colón y los Okapi. Los que llegaron sin la indumentaria del arcoiris no tendrían problema en conseguirla entre los vendedores ambulantes que tenían collares, pulseras, pitos y banderas, además de agua, jugos y cerveza, es domingo y estamos en la playa.

Los colores del arcoiris.

Más abajo al dar la curva de regreso hacia la Loíza un señor mayor dictaba una advertencia por el celular: “No te vayas por Condado que la calle está cerrada, por los maricones”. El año que viene la parada debe volver a celebrarse, como ya es costumbre, el primer domingo del mes de junio.