Editorial El Antillano

Pocos en el vecindario saben que está allí pero el barrio tiene su propia editorial. El espacio está en la calle Jefferson casi en la esquina de la Loíza. Es una empresa con más de treinta años de existencia gestada por una familia de esta comunidad. Se trata de la Editorial El Antillano.

Sus proyectos se enfocan en el público infantil y tienen temática histórica. Han trabajado mucho con el tema de los taínos. Su trabajo incluye novelas gráficas, juegos de mesa, cuentos, libros de pintar, animación de videos y otros. Allí mismo imprimen las piezas que luego distribuyen ellos mismos. Es un equipo de cerca de once personas comandadas por Neco Otero y su esposa Sandra Reyes. Ya le han pasado la batuta a la segunda generación, las hermanas Olga y Lara Otero Teruell.

Hermanas Otero Teruell

Uno de los juegos de mesa va dirigido a los “pequeños arqueólogos”. El tablero presenta diversos obstáculos que se sobrepasan respondiendo a preguntas como: ¿Cómo llamaban los taínos a la gran tortuga marina? La respuesta correcta: el carey, adelanta al jugador en el trayecto que empieza en la isla de Mona atravesando luego la isla grande y llegando hasta Vieques.

Tai el taíno y 1898 son dos de los proyectos que desarrollan a largo plazo. Los personajes se dibujan junta a las historias narradas en los cómics. “La Editorial El Antillano está en proceso de rescatar un trabajo que se hizo en la década de los 70 por un grupo de artistas y músicos puertorriqueños en El Barrio, en Nueva York”, explica una de sus publicaciones. “Veteranos del Taller Boricua y del Museo del Barrio, estos puertorriqueños se dieron a la tarea de producir materiales culturales para niños y adolescentes bajo el sello Talleres Loíza”. Lara cuenta que su papá y el resto del grupo de aquel colectivo original regalaban esta literatura a los niños del barrio.