El barrio se transforma

Después de más de diez años viviendo en la zona de la Loíza, Elizabeth Rivera se tuvo que mudar. Estaba inmersa en el activismo por el mejoramiento de la calidad de vida en el barrio, trabajaba a tiempo completo y llevaba gran parte de su vida pululando por allí. Pero las circunstancias del vecindario cambiaron.

La casera le exigía un aumento de renta a casi el doble de lo que pagaba y un negocio recién llegado que operaba frente a su balcón no la dejaba dormir. No le quedó más remedio que mudarse a otro sector. El encarecimiento de las rentas en la zona, oficialmente el sector Machuchal de Santurce, es de todos conocido. “Es interesante desde el punto de vista de geografía urbana”, explica el planificador Harrison Flores. “Esto es una economía, en términos generales, frágil. Lo que ha llevado a muchos comerciantes tradicionales a cerrar sus puertas”. Esto ha dejado espacio a nuevos comerciantes de una generación más joven y de clase media que solían tener trabajos regulares a tiempo completo.

calleturistas

El barrio pasó por su época de esplendor a mediados del siglo pasado, cuando entre sus habitantes estaba la familia Carrión, fundadora del Banco Popular, y en sus callejones vivían familias trabajadoras. Cuando empiezan a vaciarse los centros urbanos del país la Loíza y Santurce entero no son la excepción. El vecindario perdió mucha población. Fueron menguando las residencias, quebrando los negocios y cerrando los teatros. Algunos capearon la tormenta y siguen allí, otros recientemente y poco a poco repoblaron el área. El despunte económico es impresionante. En medio de una crisis económica a nivel de todo el País en la calle Loíza abren negocios nuevos todos los meses. La comunidad se ha organizado en distintos frentes, incluyendo la cultura, y la calle está concurrida día y noche. El efecto de ese renacer se refleja de inmediato en los precios.

Un apartamento en la calle Diez de Andino, de tres cuartos y dos baños, se alquilaba hasta hace poco por $550 y ahora el precio es de $800. Un apartamento de un cuarto y un baño se anuncia por $650 cerca de la calle María Moczo. Los precios han ido en aumento de manera proporcional al éxito comercial de la zona. “Lo interesante será ver si tal patrón continúa en un escenario en que haya un repunte económico. En tal caso podría hablarse de un proceso de cambio de manera permanente”, apunta Flores.

*Publicado originalmente en Índice

  • Nínibe

    Para mí está perfecto que aumenten las rentas. Es la única forma de atraer profesionales al área lo que permite que el lugar empiece a tener cambios sustanciales en cuanto a apariencia y limpieza del área se refiere y ni decir que los comerciantes podrán generan mejores ingresos ya que estos profesionales invierten. Además que el público que asista a las actividades se siente más cómodo en el lugar.

    • ab

      esto es un chiste, cierto?

  • Demy De Jesus

    En inglés.. gentrification.  Me dijeron q la traducción al español es ¿”elitización”?

    • Kathia Castillo Brizard

      Aburguesamiento es el término en español.

  • papagato2

    Lo veo bien, no es que se desee ser elitista, pero entre más baja la renta, es el público cautivo que vas a tener, lo que si en mi opinión deben de trabajar es en estacionamientos públicos, así el cliente que va a: restaurantes, galerías, boutiques tiene donde estacionarse, esto es igual a más entrada al fisco de un negocio local = a más patente y CRIM. Mejor infraestructura de esta singular calle la cual a mi me encanta!!!!

  • Lopito Junio Belen

    Que puedan esperar cuando compiten con la zona turística del Condado. No podemos vernos como ricos si la pobreza se despelleja.