El comité PR37

El año pasado nos organizamos para hacer la primera Fiesta de la calle Loíza. El punto era crear un junte entre los artistas de la comunidad, mostrar en un solo día lo que pasa habitualmente en la Loíza, que esos artistas trabajaran en conjunto, que los vecinos compartieran y de paso que vayamos lidiando con los asuntos que nos afectan como comunidad.

La actriz Iliana García, que vive en la zona, tenía la idea de hacer algo para celebrar la comunidad. Yo por acá también había pensado lo mismo. Nos juntamos por casualidad y por la coincidencia. Ella se trajo de la calle Calma a Lio Villahermosa y a Pepe Rivera, y yo por acá contaba con mi socia la productora Joanne Gil y mi compañero de toda andanza el músico Tito Matos. Lio trajo a Nicole Delgado, una de las gestoras del proyecto de la feria del libro independiente y llegó también Ricardo Burgos, gestor de proyectos culturales.

Nos fuimos reuniendo y tramando un evento sencillo, sin estridencias. Pero claro al final resulta complicado cerrar una calle tan transitada como la nuestra, convocar a tanta gente y hacer tantos eventos dentro de un gran evento. El año pasado nos sorprendió la cantidad de gente que llegó, unas 8,000 personas. Durante el día se dieron charlas y talleres y la gente hablaba tranquilamente con sus amigos en la calle mientras se tomaban una cerveza. Se pintaron murales, se crearon huertos, se tocó y se bailó. En diferentes puntos del día hubo música improvisada en la calle: plena, bomba, capoeria, gente con boom boxes. Se recicló todo lo que se pudo y la calle quedó más limpia que cuando empezamos.

Los comerciantes hicieron literalmente su agosto. Habíamos decidido no tener kioskos porque la idea es que los comerciantes del área se beneficien, que los que nos visitan conozcan la comida del griego y de Molinis, que prueben las batidas de Café del Loto, que conozcan la Loíza tal cual es. Los miembros de este comité trabajamos durante meses sin recibir ganancia económica. Lo hacemos porque creemos que es un proyecto que mejora nuestra calidad de vida. Se hace un poco cuesta arriba porque lo que proponemos requiere crear una mentalidad distinta. No queremos tener la calle forrada de auspicios. Ni queremos un escándalo particular saliendo de cada casa o negocio. Pero es difícil convencer a algunos comerciantes de que fiesta no necesariamente implica eso. Luego de varias reuniones con Medalla llegamos a un acuerdo de auspicio y la compañía accedió a respetar la estética del evento, trabajando con nosotros en un plan que nos permita por un lado poder pagar parte de los gastos y que les permita a ellos también beneficiarse. Al público que viene a la Fiesta no le cae bien la publicidad in your face por todas partes. Para recaudar el dinero que faltaba nos inventamos un mapa que salió publicado en uno de los anuncios auspiciados por índice y en 5,000 copias que nos imprimió Supermax. La idea era darle algo a cambio de su aportación a los comerciantes de la calle (además de un evento multitudinario).

Circo en Cinema Paradiso

Los ocho que estamos en ese comité de trabajo y muchas otras personas que colaboran de algún modo, coincidimos en que es nuestra responsabilidad transformar nuestro barrio en uno más solidario respetando la diversidad, apoyando al comerciante local y conociendo el contexto del lugar que escogimos para vivir. El recorrido histórico que se hizo el año pasado, a cargo de Lester Nurse Allende y Orvil Miller, es, para mi, la parte más importante de toda la Fiesta. Sale desde la avenida De Diego a pie Loíza abajo. Pone en perspectiva histórica el espacio. Habla de la gente que lo pobló antes, de sus transformaciones. Queremos hacer ese recorrido una vez al mes.

Queremos unificar nuestro trabajo como artistas, gestores de todo tipo, en lo que podría llamarse una empresa creativa comunitaria. El trabajo que se hace debe tener trascendencia concreta. El año pasado nos enfocamos en el problema de la basura por la calle. El camión de la basura pasa dos veces al día por la calle Loíza a las 6:00am y 6:00pm, creamos una campaña para que los vecinos saquen la basura a esa hora reduciendo así el reguero que a veces tenemos por la calle. Se alivió el problema. Además a raíz de esa campaña el Municipio de San Juan colocó zafacones en algunos puntos de la calle. Este año estamos enfocados en el asunto de la iluminación de la calle, o la falta de ella más bien. Se harán instalaciones lumínicas, y buscaremos reunirnos con las autoridades pertinentes para buscarle soluciones al problema que sabemos que no es exclusivo de este sector.

Fiesta de la calle Loiza 2013

Buscamos crear alianzas con grupos y organizaciones que puedan colaborar con nosotros a largo plazo. Ya hemos establecido una relación de colaboración con el Municipio de San Juan, que hace posible la Fiesta proveyendo gran parte de la logística. Este año estamos tendiendo dos nuevos puentes. El Museo de Arte de Puerto Rico estará presente en el evento y buscamos que esté presente en la Loíza. Ya se han comprometido a ofrecer talleres para la comunidad dos o tres veces al año. Además regalaron 200 membresías para los niños que estudian en la escuela elemental Pedro Goyco. Con esto pueden ir a todos los eventos del Museo, un niño y un adulto. Este año también creamos una alianza con el Loisaida Fest de Nueva York. El festival se desarrolla en el Lower East Side de Manhattan. Presentaremos varios cortos sobre ese barrio y ellos a su vez exhibirán fotgrafías de la calle Loíza y trabajaremos con ellos en otros intercambios culturales.

La Fiesta de la calle Loíza será el domingo 17 de agosto entre 2:00pm y 10:00pm en la calle Loíza, específicamente entre la calle San Jorge y la Cordero.

En esas estamos. Poquito a poco creando el espacio en el que queremos vivir.

*Las fotos a color son de José Jiménez