Emprendedoras en la Loíza

Mucho se ha hablado recientemente de la proliferación de negocios en el sector Machuchal de Santurce. Muchas de esas empresas tienen como motor a una mujer fajona que día a día le da vida al sector. Se desempeñan en áreas tan diversas como la gastronomía, la sastrería y la venta de ropa al detal.

Loiza-Magaly-Provi

Magaly Piñero, Café Provi

Doña Provi era dueña de Provi Flower Shop en la calle Las Palomas, donde mismo vivía con su esposo e hijos. Providencia Fortyz era la abuela de Magaly Piñero propietaria de Café Provi en la calle Loíza 1966, esquina calle Santa Cecilia. Los padres de Magaly también tuvieron negocio en la Loíza. “Mi papá siempre fue el administrador”, explica Magaly, “pero cuando murió mi mamá se hizo cargo y resultó ser hasta mejor administradora que él”. Ahora le toca el turno a la tercera generación de esa estirpe de emprendedoras.

En Café Provi sirven desayunos y almuerzos. Se especializan en comida criolla. Pero Magaly no se conforma con ser comerciante y crear empleos en el sector, está empeñada en provocar un cambio positivo en su comunidad y confía en que ese cambio se dará empoderando a las mujeres.

Próximamente le alquilará un área dentro de su negocio a otra microcomerciante que se va a dedicar a vender jugos, batidas y frapes. Además Mujer de Luna es un esfuerzo que ella dirige y que va dedicado a ofrecer talleres de todo tipo para las mujeres de la comunidad y mujeres sobrevivientes de violencia de género.

“Llevo toda la vida en la Loíza”, dice antes de añadir que lo próximo es servir de sede para eventos como presentación de documentales y otros. “Vamos empezar presentando el documental de la vida de Sylvia del Villard.

Loiza-Carmen-Sastreria

Ramona Ureña, Sastrería Isabel

Llegó a Puerto Rico hace once años. En su ciudad dominicana de Santiago dejó todo lo conocido, incluyendo a su familia. Hace cuatro años es dueña de la Sastrería Isabel en el 1509 de la calle Loíza. El negocio abre de 7:30am a 5:00pm de lunes a sábado. Pero casi a diario se le ve trabajando en su mesa de costura mucho más tarde de la hora que dice en la puerta.

Ramona, a quien todos conocen como Carmen, tiene una empleada y se dedican a hacer todo tipo de alteraciones en ropa de hombre, mujeres y niños.

A los 15 años tomó clases de costura. “Hasta un traje de novia puedo hacer”, dice la costurera pero añade que no le da tiempo de hacer trajes a la medida por todo el trabajo que tiene haciendo alteraciones en la sastrería.

Loiza-Monica-Electro

Mónica Oquendo, Electroshock

Mónica Oquendo se lanzó a la aventura de ser empresaria cuando se lo propuso una amiga. La idea era innovadora: poner una tienda de ropa y artículos de segunda mano orientada a un público joven. Esa primera tienda se estableció en Río Piedras. Hace un año abrió una segunda tienda, esta vez en la calle Loíza. Ya en el área había propuestas similares y la venta de ropa y moda es histórica en el sector.

La tienda tiene ropa y accesorios así como algunos artículos de colección.

  • Lopito Junio Belen

    Las felicito por tratar de levantar la zona. Y que Dios las siga bendiciendo.