En la ciudad vive gente

por

Hace poco un amigo me contó que estando en un lugar público escuchó que un policía le dijo a otro: “están llamando porque la música está muy alta”, y el otro guardia le contestó: “pero es que hoy es sábado y estamos en Condado, la música está alta en todas partes, que se mude”. Eso resume lo que mucha gente, guardias o no, piensa sobre los centros urbanos  y la ciudad en general. Y después se preguntan por qué están despoblados los cascos urbanos.

En Puerto Rico parece estar bastante generalizada la noción de que en los espacios compartidos no se puede tener una expectativa de calidad de vida, que no pueden convivir armoniosamente residencias y comercios. Basta con pasar un fin de semana en cualquier ciudad del mundo que esté más o menos planificada y organizada para darse cuenta de que no solo es posible sino que es la norma en muchos lugares.

Yo vivo en la calle Loíza y entiendo las inconveniencias inevitables que eso implica. La calle es ruidosa, pasa la guagua de la AMA, todo se ensucia constantemente, no tengo estacionamiento asignado así que a veces encuentro parking cerca y a veces camino varios bloques. Me parece que los que vivimos aquí tenemos claro que convivimos con mucha gente y con los comercios del vecindario. Pero eso es una cosa y otra muy distinta son algunos comerciantes que se creen que esto es el viejo oeste, son unos desconsiderados y no respetan la ley.

Recientemente los dueños de un negocio nuevo, cerca de mi casa, han cogido la acera de estacionamiento. Una acera bastante ancha sumamente transitada por peatones es ocupada por horas por dos carros de los dueños o empleados del restaurante. La gente que camina tiene que bajarse de la acera y caminar por plena Loíza no importa si son jóvenes o viejos, si tienen algún impedimento o si, como en mi caso, andan con un bebé en un coche. En la Loíza hay problemas de estacionamiento, escasez, no me imagino lo que pasaría si todos decidiéramos plantar los carros sobre las aceras por nuestros pantalones por no caminar un poco o por no gastar (hay un estacionamiento pagando al frente) o por no pasar trabajo. Otro negocio, nuevo también, acaba de abrir sus puertas y tiene música en vivo algunos días de la semana. Me parece fantástico porque le da vida a la calle y trabajo a los músicos, pero la tienen en un pasillo afuera del negocio al aire libre y a consecuencia de ello en la sala de mi casa no se puede ni hablar, eso mismo pasa con otros negocios en la calle. Repito, no pretendemos vivir en un silencio sepulcral pero con que bajen el volumen un poco podemos vivir todos en paz aunque lo escuchemos un poquito, eso no es problema, el problema es que  impongan el escándalo constantemente a pesar de que los vecinos han ido a hablar con ellos montones de veces, eso también es violencia. Hay un bar al otro lado de mi casa (en la Loíza hay muchos bares) que también tiene música en vivo pero la tienen adentro del negocio y se oye un poquito el platillo de la batería o algo de la guitarra, es manejable porque está adentro del edificio.

Ayer mismo abrió sus puertas una barra nueva, muy zen, que se ve muy bonita. Esta mañana la acera frente al negocio estaba llena de colillas, latas, vasos y botellas. Hicieron su fiesta se fueron a dormir y dejaron el reguero. Me encanta que abran negocios nuevos en mi cuadra, y que la calle tenga vida, HELLO! organizo la Fiesta de la calle Loíza, no estoy en contra de la fiesta, pero cuando se acaba la Fiesta de la calle Loíza hacemos todo lo posible por dejar la calle recogida. Si vamos a dejarla peor de lo que la encontramos o si la fiesta no va a ser un espacio de encuentro para los vecinos conversar en paz mejor no hacemos nada.

Pero volviendo a la convivencia en la urbe, en general las reglas son básicas: el espacio público es público, las aceras, la calle, el aire. El que ensucia el espacio público es responsable de limpiarlo o coordinar que se limpie.  ¿Va a tener música? Fantástico, que la escuchen sus clientes. ¿Sus clientes van a salir a fumar? Pues claro si no se puede fumar adentro, pues póngale unos ceniceros.  ¿Van a salir a beber afuera a pesar de que hay un código que lo prohíbe? No me importa, yo no soy guardia, pero páguele a alguien para que recoja toda el área. ¿Quiere adueñarse de un pedacito de la acera para poner mesas afuera? Estupendo y si no tiene permisos para eso, se los deberían dar, eso hace que la calle sea más segura, pero déjela limpia, si es posible mejor de lo que la encontró. ¿Su negocio no tiene parking? Mi casa tampoco y a veces tengo que caminar dos bloques con una compra, camine usted también, la acera es para los peatones y este es un barrio peatonal hecho que, entre otras cosas -incluyendo el trabajo que venimos haciendo los que vivimos aquí- han convertido el área en una muy cool para que usted establezca su negocio y haga sus chavitos, estamos en el mismo  equipo solo esperamos que ustedes se comporten como si lo comprendieran.

  • Alejandro Cirilo

    Muchas veces el volumen de la musica es desagradable para los mismos clientes. Entiendo no perderian mucho si se baja un poco, la musica misma se disfruta mejor para el q tiene oido agudo, se puede conversar con quienes vinieron a una actividad SOCIAL, si hay comida en el ssitio la digestion es mas placentera sin estruendo alrededor y lo mas importante no ganarse enemigos en la cuadra.  La diferencia entre una cosa y otra la mayor parte de las veces es solo cuestion de bajarlo varios milimetros en la ruedita del volumen.

  • Dizzy Ann Ortiz

    Mejor escrito no puede estar! Yo trabajo en un restaurante y llego a mi casa al fin a descansar a eso de las 1am. Hasta las 3-4am esta la gente de Candela’s shot bar hablando a toda boqueta y yo sin poder dormir por que se escucha todo clarito. No sean tan desconsiderados y metanse al negocio!

  • Lisa Ladner

    Bajar el volumen de música adentro y afuera de las casas, los carros y negocios y limpiar detrás de uno mismo. Son reglas que los niños ya deben de conocer – aunque si hace falta que los adultos les den un buen ejemplo. Vivo en el mismo barrio y comparto las preocupaciones del autor. Gracias por expresarte! Y ya que estamos: Ayer en la Ponce de León de Miramar pasó una “campaña religiosa” interminable con un ruido insoportable. Como si fuera un campaña electoral. Hablando de ejemplos …