Fleria: El sabor de Grecia

La moussaka es uno de los platos griegos más conocidos en todo el mundo. Es una especie de pastelón de papa y berenjena con carne molida y salsa bechamel, típico de las cocinas helénicas. En Puerto Rico, ese plato típico siempre es parte del menú que prepara a diario Theo Ladias Apostolakis, dueño y cocinero del restaurante Fleria, en la calle Loíza.

El establecimiento lleva más de 16 años en ese lugar. Tiene un horario típico mediterráneo: abre a las 12:00 del mediodía para almuerzo, cierra a eso de las 3:00 pm y vuelve a abrir para la cena a las 6:00 pm. Fleria es el único restaurante griego de la capital. Es un espacio sencillo. Evidentemente fue una casa alguna vez. Conserva esa sensación hogareña a pesar de estar poblado sólo por sillas y mesas, como un gran comedor.

Los precios rondan entre los $12.00 y los $25.00 por plato y todo es confeccionado por el chef y propietario, natural de la isla de Ithaca, que lleva más de veinte años en esta otra isla. “Cuando decía que iba a poner el negocio en la calle Loíza me decían: ‘Estás loco griego'”, cuenta el empresario, que aprendió a cocinar con su madre y su abuela. El griego, como todos le dicen al lugar, se ha convertido en un clásico del vecindario.

Entre los ingredientes de los manjares que sirven abunda el cordero, las espinacas y el queso feta. Los aperitivos incluyen ensalada de berenjena con especies y aceite de oliva, spanakopita o espinacas envueltas en hojaldre, tzaziki –yogur con pepinillo–, ensalada griega o aceitunas. El cordero al estilo bekris, cocinado con vino, canela y pasta de tomate es uno de los platos más solicitados. Para terminar cualquier visita a Fleria, ubicado en el 1754 de la calle Loíza, vale la pena probar los yogures que hacen allí. Para saborizarlos, puede optar por diferentes salsas, incluyendo la de pétalos de rosa. “En mi casa se hacía con las rosas del jardín”, cuenta sobre el clásico dulce griego. También tienen baklava un tradicional postre de hojaldre con nueces y miel.

Publicado originalmente en Índice. Foto de Abey Charrón.