Gastronomía diversa

Los restaurantes han sido parte del paisaje de la calle Loíza desde su época de esplendor.

El icónico Café Madrid o los famosos hamburgers y sandwiches de Marisol son parte de la historia gastronómica del sector. Algunos espacios, como Fleria, mejor conocido como El Griego, llevan casi dos décadas en nuestro barrio y recientemente se ha sumado a la oferta una gran variedad de propuestas.

Acapulco se ha establecido en poco tiempo como uno de los puntos gastronómicos más populares del sector. Su oferta variada de tacos ha resultado en una fórmula exitosa.

Fachada

A pasos de allí abrieron recientemente Perros Locos (2016 calle Loíza), un espacio dedicado a los hot dogs gourmet. Los Perros Locos ofrecen comfort food: hot dogs, hamburgers y postres de chocolate. Además tienen cervezas y tragos. Tienen una oferta cultural que incluye música en vivo los miércoles.

Café 4 Puntos (2016 de la calle Loíza) es un nuevo espacio para el café. Está al lado de los Perros Locos y es operado por Ana María Rivera. El menú incluye desayunos, café y almuerzos. Allí se presentará la muestra de documentales de ADOC el día de la Fiesta de la calle Loíza, domingo 2 de octubre.

Volando Bajito se especializa en alitas estlo coreano. Están justo al doblar la esquina de la calle Ismael Rivera. Tiene estacionamiento en la calle Calma. Las alitas son picantes aunque tienen una versión sin pique. El espacio está inspirado en el vuelo ya sea de humanos en aviones o de gallinas que se tiran de sus palos.

En La Junta hay hamburgers, veggieburgers, sandwiches de pechuga y funche de bacalao. Además el espacio es punto de reunión para los artistas ddel vecindario, que son muchos. Los domingos y los lunes hay plena a cargo de Tito Matos.