Hiperlocal

Javier Castaño es un periodista colombiano radicado en Nueva York. Fue editor y director de El Diario/La Presa y de Hoy. Fue corresponsal de El Tiempo de Colombia. Ha publicado artículos de opinión para el Daily News y Newsday. Y tiene una maestría de Columbia University y estudios de fotoperiodismo del Centro Internacional de Fotografía. Ahora maneja y dirige Queens Latino.

 

¿Qué es QueensLatino?

 

Una publicación digital para informar diariamente a los latinos que viven en Queens. Su énfasis está en la información local y tiene tres ‘verticales’: Noticias nacionales e internacionales, información de la comunidad y clasificados gratis. El objetivo es que un latino de Queens encuentre la información diaria de los eventos que le afectan directamente, aunque también ofrece un atractivo informativo a cualquier latino del mundo dentro del concepto de aldea global.

 

¿Cómo empieza ese proyecto?

 

Domino la parte impresa de las publicaciones e invertí todo el año 2009 conociendo el Internet, la parte digital. Eso fue luego del cierre de Hoy Nueva York el 30 de diciembre del 2008. Participé en seminarios y tomé cursos de video y redes sociales. Fue un proceso difícil porque no quise adaptarme a una plantilla, sino que quería un diseño original y encontré a un experto en Filipinas que ejecutó el diseño de la página. En el área metropolitana de Nueva York fue imposible hallar a alguien que construyera la página digital como yo la había diseñado. Parece increíble, pero así fue. Invertí meses en este proceso. QueensLatino.com nació el viernes 11 de junio del 2010, el día de la inauguración del Mundial de Fútbol en Suráfrica y nuestra primera portada fue una negra modelo de origen argentino que vive en nuestra área. QueensLatino.com salió a la luz pública con 30 videos locales y en la tercera sumana tuvo la exclusiva mundial de los espías rusos arrestados en Nueva York. Fue nominado por la revista Portada como el medio digital en español más innovador en los Estados Unidos y el sistema de universidades de esta ciudad, CUNY, le dedicó un programa de cinco minutos resaltando su innovación y la calidad periodística, además de la experiencia de su director.

 

¿Se sustenta económicamente?

 

Sí, y muy bien. QueensLatino.com es digital y también tenemos la edición impresa de 10,000 ejemplares que sale cada mes con el mismo nombre. Toma elementos del modelo de dos medios de comunicación que han probado su efectividad: Político y Huffington Post. Si tuviéramos sólo el medio digital, sería imposible sostenerlo. La edición impresa puede verse en PDF y está en la parte superior derecha de la primera página de nuestro portal. También considero que el acceso a la información en el Internet debe ser siempre gratis.

 

¿Cómo hiciste el brinco de print a web en términos técnicos y de mentalidad?

 

Fue un proceso complicado y lo único que me orientó fue mi pasión por el periodismo y mis conocimientos. La parte técnica es simplemente eso, tecnicismo que se puede aprender fácilmente. Siempre he trabajado largas horas y sigo haciendo periodismo como lo he hecho siempre. El Internet es otro formato, pero la herramienta periodística sigue siendo la misma. Creo que el Internet será simplemente un medio más de comunicación como la radio, los periódicos o la televisión. Y prevalecerá el periodismo por encima del entretenimiento y el sexo qua abunda como temática en el Internet. El periodista que conozca las herramientas periodísticas puede aplicarlas al Internet y una cámara digital de bolsillo es su mejor arma.

 

¿Qué diferencia a un blog hiperlocal de otros?

 

Siempre he defendido el periodismo local y creo que seguirá siendo la única forma de periodismo que se debe practicar. Es decir, escribir sobre lo que vemos, palpamos y escuchamos. El entorno local. El término ‘hiperlocal’ quiere decir que es más local, de cuadra, de vecindario, pero sigue estando relacionado a la ciudad. Hay que tener información del mundo, de la nación y de la ciudad para adentrarse a algo más local o ‘hiperlocal’. Hay que aprender a escribir ‘hiperlocal’, pero contextualizando la información, amarrándola a otros procesos de ciudad y de mundo. Además, conseguir publicidad para sostener un medio ‘hiperlocal’ es imposible.

 

Creo que los errores que cometió la gran prensa en el manejo de la información local, los está cometiendo otra vez bajo el concepto de ‘hiperlocal’. Es el desafío de modelos como Patch. ¿Cómo puede un editor desde el décimo piso del edificio del New York Times orientar a unos estudiantes de periodismo sobre un vecindario como el sur del Bronx, a donde nunca han acudido ni editores ni estudiantes? Es decir, hay que conocer la historia y las caracteríticas del vecindario para atreverse a informar de manera ‘hiperlocal’. Algo que la prensa estadounidense no hizo bien con los periódicos y las revistas y que ahora pretende conocer con la herramienta del Internet. Es una ilusión del mundo corporativo de los medios de comunicación.