Loisaida en la Loíza

por

Cada mayo se celebra en la parte baja de Manhattan el Loisaida Fest. Es un evento legendario que en su última edición se transformó en una fiesta de arte callejero. Loisaida es el nombre castellanizado que le dan los boricuas al  sector de Manhattan conocido como el Lower East Side, comunidad históricamente de inmigrantes, incluyendo una significativa concentración de puertorriqueños.

Durante tres días se celebra ese barrio vibrante nuyorquino con música, teatro, arte y cine. Como parte de la segunda edición de la Fiesta de la calle Loíza, el domingo 17 de agosto de 2014, se presentaron cuatro documentales cortos sobre Loisaida marcando así el inicio de la colaboración entre ambos eventos. The Production of Nabe: Loisaida’s Land Use and Environmental Activism past & present es el programa que desarrolla el New Loisaida Center, ubicado en el 701 de la calle 9 en Manhattan, como parte de su oferta cultural. Ese programa se lleva a cabo con la ayuda de Good Old Lower East Side (GOLES).

El esfuerzo de ambas organizaciones busca honrar el tesón y los triunfos de la comunidad de Loisaida a través de los años.

La calle Loíza y su fiesta estarán representadas en el centro cultural nuyorquino mediante una exhibición fotográfica de los trabajos que se generaron en el recorrido guiado por el fotógrafo Abey Charrón, quien además mantiene la Galería Casa Jefferson.

El domingo se presentó The Heart of Loisaida. El documental cuenta la historia de los  residentes latinos del Lower East Side que se apropiaron de los edificios en los que vivían, edificios que estaban abandonados por sus dueños. Se organizaron bajo el nombre Tenants’ Association, arreglaron los edificios y dieron la batalla. La pieza, dirigida por Marci Reaven y Beni Matias, es en español.

Desde la década del setenta y hasta los noventas cientos de edificios han sido expropiados por el gobierno municipal que a su vez los tiene en el abandono. Algunas  estructuras han colapsado o han tenido que ser demolidas. Muchos artistas y residentes pioneros se dieron a la tarea de mudarse a esos edificios y restaurarlos dándole vida al área.

Como parte de este intercambio cultural también se presentaron Umbrella House de Catalina Santamaría y Via Geanme de Sebastián Gutiérrez que narra la historia de una inmigrante que habitó uno de esos edificios abandonados y rescatados.

El clásico Viva Loisaida, hecho en  1978 por Marlis Momber, fue la cuarta película en presentarse como parte de la Fiesta de la calle Loíza.