Luces de Felicidad

El artista Edgardo Larregui se une a la Fiesta de la calle Loíza. Su pieza, Felicidad, busca iluminar un pedazo de la calle. 

“La idea de instalar arcos iluminados crean una conversación y sentimiento con el pueblo que provoca la época navideña donde se adornan con luces las casas y calles de comunidades”, explica el artista. “El propósito de iluminar, activar aceras y paseos públicos con objetos de luz navideña entreteje un carisma de felicidad pueblerino con la necesidad de zonas urbanas que carecen de una adecuada iluminación dentro de un urbanismo olvidado. La composición estética mantiene un ritmo de perspectiva y musicalidad visual dentro de la ciudad que camina a la par con la cultura popular, el comercio, el automóvil, y los más experimentales fuera de las convenciones y el sistema”. 

Según Larregui la instalación establece una conversación con el trabajo de artistas como: Félix González Torres (Cuba-US-PR), Mauricio Nannucci (Italia), Jim Campbell (Chicago, US.), Bill Fitzgibbons (US), Carlos Coronas (España), Leo Villareal  y el colectivo Luzinterrptus (España). “Su obra me brinda bases e influencias para desarrollar estas obras de instalación con luz artificial en el urbanismo”.

El artista cita a Juan Samuel López Muñoz cuando habla del contexto del arte en lo urbano: “Una ciudad es, desde luego, un producto, un objeto, pero ¿de qué índole? Ciertamente no es, solo, el resultado de una praxis social. La ciudad es un ámbito donde se advierte a lo  humano pues involucra una praxis que configura sentido, que ordena, que asimila, reparte a los hombres y mujeres dentro de la ciudad concreta, es decir, dentro de un orden, que es la metonimia de una ciudad infinita, la cultura”.

La falta de iluminación es una de las preocupaciones que tiene la comunidad y trabajan para buscarle soluciones junto a las autoridades pertinentes. El grupo de trabajo, Comité PR-37, se enfocó el año pasado en el reciclaje y el recogido de la basura y esta vez buscan comenzar a trabajar con la falta de iluminación en la calle. La Fiesta de la calle Loíza se celebra el domingo 17 de agosto y se volverá a reciclar lo que se genere.

  • NoDigas

    Hay que meterle mano al pavimento que está insoportable. También a las aceras.