Namasté

Hace tres años entré por primera vez a un estudio de yoga gracias a un regalo de cumpleaños de mi mejor amiga. Éste tenía un significado muy particular, era un regalo de vida, literalmente.  Llegué al estudio sin poder respirar bien, sabía que tenía que detenerme. Recuerdo que mi motivación en aquella primera práctica era desarrollar salud física y mental. Diez clases de ashtanga en It’s Yoga Puerto Rico fueron suficientes para que todo cambiara en mi vida.

Hay muchas modalidades distintas de yoga, yo me enamoré del ashtanga.

“El ashtanga vinyasa yoga es una forma de yoga dinámico. Vinyasa significa literalmente: sistema de movimientos y respiración sincronizados. Cada postura está meticulosamente diseñada con un número determinado de movimientos y respiración de manera que un alumno avanzado enlazará la postura siguiendo fielmente el ritmo de respiraciones y movimientos. Ashtanga en sánscrito significa ocho ramas o pasos”, así lo explica el sitio especializado: www.ashtangayogabcn.com.

Era como ir saliendo de mi “comfort zone” e irme adentrando en un mundo que me parecía totalmente fascinante y por el cual siempre tuve curiosidad y que nunca me tiré a investigar. Vi la oportunidad de cambiar totalmente mi vida y me embarqué en la aventura.

Pronto sentí como mi práctica comenzaba cuando caminaba hacia el estudio. Empezaba a respirar profundo, en conteos de cinco, como lo hacía en la clase.  Eso comenzaba a “callar” mi mente. La experiencia de las clases en el estudio es otra cosa. Todo el mundo debe ir a uno y sentir como se acomodan los estudiantes, la vibración del primer OM, el vapor que genera la respiración a través de la clase, los ajustes y directrices de los maestros, sus diferentes estilos, ver a los otros patas pa’ arriba y si tienes suerte, que hasta tu maestra te arrulle mientras estás en shavasana. Cuando sales estás bien sudao y siempre te sientes bien.

Ya van tres años de aquella primera vez. He visitado varios estudios, he tenido experiencias maravillosas, mucha salud y seres de luz que me han acompañado en el camino. El Yoga se ha convertido en una constante en mi vida. Me ha dado tantas cosas, que hasta una beca para ir a Jamaica me gané. Pero lo mejor de todo este viaje ha sido ir descubriendo como todo cambia y descubrir que cada día tengo mejor salud y soy más feliz.

Así que si ya practicas y sabes lo rico que es o si eres nuevo y quieres experimentar esta maravillosa sensación de bienestar, chequea las alternativas que hay por el barrio para todos los gustos.

It’s Yoga Puerto Rico Contacto: David Kyle & Elizabeth Sallaberry 1950 McLeary Ave. Ocean Park, San Juan, San Juan 00911 Tel: 787.677.7585 / www.itsyogapuertorico.com Ashtanga

AcroYoga Contacto: Laura E Velázquez Taft St, Condado, San Juan, PR 00907  Tel: 787-671-8075 / www.levayoga.com AcroYoga

Samadhi Yoga Institute Contacto: Lizelle Arzuaga #800 Ave Roberto H Todd suite 203, San Juan, PR 00911 Tel: 787-721-8420 / www.yogapr.com Samadhi Yoga vinyasa

Escuela de Artes Místicas 1022 Ave. Ashford, San Juan, PR 00907  Tel: 787-461-6080 / www.artesmisticas.com

LIV Fitness Club #103 Ave. de Diego, San Juan, PR 00911 Tel: 787-370-0770  / www.livfitnessclub.com

Hotel La Concha 1077 Ave. Ashford, San Juan, PR 00907  Tel: 787-721-8500 / www.laconcharesort.com

San Juan Marriott 1309 Ave. Ashford, San Juan PR, 00907 Tel: 787-722-7000 / www.marriott.com