Santurce es Ley y Queer

El pintor, grabadista y muralista queer Javier Cintrón realiza cuatro murales en el contexto de la feria de arte urbano Santurce es Ley 4, que se celebrará del 5 al 7 de abril en los alrededores de las calles Cerra y Monserrate del barrio cangrejero.

Para plasmar sus piezas públicas, el artista ha echado mano de las imágenes e historias que su mente ha grabado de su barrio, heredadas de sus ancestros, quienes han sido residentes de la calle Monserrate desde hace más de tres cuartos de siglo.

En homenaje a la tremenda energía de la matriarca de la familia, su abuela nonagenaria que aún vive, Cintrón desarrolla un mural en plata y distintos tonos de azules en la verja de la casita original de su clan materno; una de las variaciones brillosas de su serie muralista “Sol y Luna”.

Más abajo, en la Cerra, Javier plasma sus amaneceres y atardeceres convulsos en una versión amarilla con líneas negras fuertes que contrasta con la nocturnidad de la pieza amosaicada que aviva la bohemia del interior de La Ferretería Bar and Grill, también al final de esa calle histórica.

Asimismo, el creador trabaja en la fachada de uno de los condominios de esa vía un mural congestionado por los personajes del lugar.

Del cemento color guayaba surgen las doñas en rolos, los obreros, los borrachos, las mamisongas y los papisongos en pleno ligoteo; todo ello en reinterpretación del estilo del Taller Alacrán –hoy desaparecido–, fundado alrededor de 1968 por el maestro Antonio Martorell en esa misma calle.

Cintrón explica que los 4 murales se encuentran “en proceso” y que espera por la llegada de las masas este fin de semana a Santurce es Ley 4 para completarlos “en vivo”, ya que lanzará brochazos frente al público.

De esa forma, los espectadores podrán intervenir en la acera con el artista y viceversa en una lucha por quién construye más memoria hasta que se complete el último fragmento de la urbe.