Un parque en el barrio

por

Por las redes sociales se convocó a una reunión de participación ciudadana este pasado sábado, 27 de enero, para diseñar juntos el futuro Parque de Santurce ubicado en el destruído Barrio San Mateo de Cangrejos en Santurce. Entusiasmada fui a participar, aunque escéptica de que realmente se trate de una distracción para evitar protestas y problemas.  Igualmente quería aportar algunas ideas y deseos para la creación de un parque que tanto necesitamos en el barrio.

Estaba bien concurrida la entrada al Museo de Puerto Rico (lugar de encuentro), había muchas personas interesadas; adultos, jóvenes, vecinos y dueños de negocios, todos con el mismo interés: saber que rayos va a pasar ahí.  Llevamos tantos años esperando, asumiendo, escuchando, y nada pasa.  Una vez da inicio el recorrido, comienzan a explicar el proceso participativo y presentan al arquitecto Jorge Ortiz Colom, quien fue el guía del recorrido. Quedé transportada e inmersa en la historia que el arquitecto Ortiz tan excelentemente transmite. Su dicción libre de errores y muletillas permitn seguirle el paso a tanta información histórica relevante de dónde estamos ubicados en el tiempo y espacio. Ortiz comenzó hablando de la historia del edificio del Museo de Puerto Rico, que fue diseñado por William H. Shimmelphening (1920). Inicialmente este edificio fue el Hospital Municipal de San Juan hasta 1966.

Luego, nos movimos al espacio vacío aledaño, que es el espacio propuesto para el futuro parque. La historia del espacio comienza a recobrar vida, menciona cuantas personalidades de nuestra historia caminaron y vivieron ahí. Ortiz explicó, al grupo presente, que inicialmente estos terrenos fueron fincas agrícolas que se fueron dividiendo, se fueron creando calles y construyendo casas, que terminan siendo lo que fue parte del Barrio San Mateo de Cangrejos.  Explica los diferentes estilos arquitectónicos (casas criollas) donde se creó una comunidad variada de status sociales donde hasta el arquitecto Henry Klum diseñó y aportó al espacio. Se siente la tristeza de que esta historia sea sólo un recuerdo y que no sea palpable. La falta de consideración absoluta por mantener algunas estructuras para dar paso a la total destrucción deja mucho que desear de nuestros gobiernos. No hubo consideración alguna por rescatar espacios o historia.

Lamentablemente todo tiene un sabor amargo, podrán hacer un parque pero hay una historia enterrada en ese espacio que necesita ser rescatada.  Espero que el nuevo diseño integre todos esos balcones, losas criollas, callesitas, bancos para sentarse y que sirva para recordar lo que ahí existió.  Que se llene de árboles robustos en honor a las personas que allí vivieron y lucharon hasta lo último por salvar al Barrio. Que se permita el juego libre con patinetas y bicicletas a niños y jóvenes, que se permita al arte expresar y contar las historias que no queremos olvidar. Que se permita a los artesanos vender sus trabajos y que se puedan proyectar películas y documentales.  Sólo recordando lo que allí hubo le va a dar al parque sentido. Según lo que entendí del recorrido, es que no  hay una garantía de que el parque sea a perpetuidad, es un espacio prestado por 20 años, luego, no se sabe que va a pasar.

  • Omayra Rivera-Crespo

    Saludos Nadya
    Me llena de alegría leer esto! Yo fui quien organizó la actividad. Mi nombre es Omayra Rivera, soy doctora en arquitectura, profesora y trabajo con diseño participativo y comunitario. La idea del proceso era hablar de la historia y el futuro del lugar. Espero, al igual que tú, que el nuevo diseño refleje e integre lo que allí se habló, que sea un parque para la comunidad, los cangrejeros y todos los puertorriqueños.
    Te invito y a todos los lectores a que visiten la página del proceso participativo sintiéndose en la libertad de comentar: https://parquedesanturce.wordpress.com
    Es una forma de continuar con el proceso y obtener el insumo de la mayor parte de la comunidad.
    Gracias por compartir la información y por tu escrito!

    • nadya diaz

      Omayra! Gracias! El recorrido estuvo tremendo! Gracias por incluirnos.