“Yo soy cangrejero”

Lester Nurse Allende, uno de los encargados de los recorridos históricos de la calle Loíza, tuvo una “infancia de niño rico”. Tan de rico, que al recordarla la sonrisa se deja entrever entre su blanco bigote.

Al igual que casi toda su familia, nació en el hospital municipal que hoy en día conocemos como el Museo de Arte de Puerto Rico y se crió en la Parada 21. En su barrio, San Mateo de Cangrejos, no había vecinos, lo que los unía era una “hermandad de tribu”. Vivían a dos minutos de la playa, jugaban con chiringas, canicas, trompos, yoyos y gallitos de algarroba, y no se perdían ni una de las celebraciones tradicionales.

En las fiestas no había orquestas, tocaban los músicos de la comunidad. Los niños tomaban koolaid con cóctel de frutas mientras los adultos bebían ron caña. Lester y sus amigos de la infancia, actualmente, continúan asistiendo a fiestas juntos y creando caminatas para sacar a la luz la “historia ocultada”.

Ahora de más grande, Lester continúa siendo rico, pero esta vez por su afición por la historia. En su barrio, fundado por gente negra, el negro siempre vivió orgulloso de su negritud y de sus ancestros de África. Lejos de esconderlo y pretender ser de piel más clara, en el barrio cangrejero, el ser negro era algo sagrado y mucho más el ser descendientes de africanos.

San Mateo de Cangrejos fue fundado por negros libres y libertos, lo cual no es lo mismo. Lester explica que los negros libres fueron los que nunca fueron esclavizados y los libertos fueron en algún momento esclavizados y lograron su libertad. Los ancianos de su barrio les transmitieron esa historia para que ellos fueran responsables de darla a conocer y se hablara del negro esclavizado o del negro que sufrió sino del negro inteligente, del negro que fundó un pueblo. Para Lester, es la deficiencia del programa de educación la que oculta nuestra historia, por lo que, mediante los recorridos históricos, busca enseñarles a todos “la historia ocultada”.

“Yo me crié con ese orgullo de mi negritud”, dice el historiador. Esto lo motivó a estudiar la historia cangrejera y a buscar por un tiempo en el archivo histórico. Viajó a Europa para conocer sobre “nuestra africanía”, ahí descubrió que sus abuelos paternos vienen del norte de África. Luego de esto, se tomó una pausa de su profesión -la psicología- y se dedicó como un aficionado de la historia a estudiar los libros, especialmente, del mundo afrocubano.

Lester se opone al nombre de Santurce ya que es en honor al lugar donde nació Pablo Ubarri -el primer alcalde pedáneo de San Mateo de Cangrejos- “un antinegro, antipuertorriqueño, racista y perseguidor de los negros”. “Los negros de mi barrio jamás hubieran aceptado que los llamaran santurcinos”, sostuvo.

“Cuando me dicen (santurcino) yo, con respeto, les digo: yo soy cangrejero”, enfatizó.

  • Aaron Gamaliel Ramos

    !Bravo! Maravillosa e iluminadora historia que nos revela el rostro de una comunidad de gente negra en el seno de Puerto Rico, sagradamente orgullosos de su ascendencia africana. Los nombres son importantes: en adelante, visitaré Cangrejos (en lugar de Santurce).

  • Violencio

    Execelente profesor de psicología 👍
    Increíble ser humano mis respetos siempre 👍